sábado, 10 de agosto de 2013

Fundación del Club Universitario de Deportes

Fundación del club Universitario de Deportes

07 de Agosto - Fundación del club Universitario de DeportesFecha: 07 de Agosto

Categoría:  07 de Agosto - Fundación del club Universitario de DeportesEfemérides Deportivas ocurridos en el Perú.

07 de Agosto - Fundación del club Universitario de DeportesFundación del club Universitario de Deportes :

El 07 de Agosto de 1924, un grupo de jóvenes estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, fundó la 'Federación Universitaria de Fútbol' , que posteriormente fue denominado Universitario de Deportes.
Es el equipo que ha obtenido mayor cantidad de títulos nacionales (25), mayor número de participaciones peruanas en competencias internacionales de Conmebol (37), siendo su mayor logro, el subcampeonato de Copa Libertadores de América en 1972.
Con 37 participaciones internacionales en torneos oficiales organizados por la Confederación Sudamericana de Fútbol, es el conjunto peruano que más copas continentales disputó,  seguido por Sporting Cristal con 32 participaciones.  Además es el mejor equipo peruano en la «Tabla Histórica de la Copa Libertadores de América»,  y es considerado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol como el mejor equipo peruano del siglo XX.
Entre sus principales jugadores históricos destacan: su máximo ídolo Teodoro ''Lolo'' Fernández, Alberto Terry, Héctor Chumpitaz, Rubén Techera, Roberto Challe, Oswaldo Ramírez, German Leguía, Juan Carlos Oblitas, José Luis Carranza, José del Solar, Jorge Amado Nunes, entre otros.


Batalla de Junín

                                                  Batalla de Junín

La batalla de Junín fue un combate militar de la Guerra de la Independencia del Perú de España, luchado en las montañas de la región de Junín, el 6 de agosto de 1824. Fue el comienzo de la campaña de Simón Bolívar, quien condujo en el Perú la destrucción de la división del Norte del ejército real español. Con la batalla de Ayacucho, la campaña terminó a principios de diciembre y con el imperio español en América del Sur.

Antecedentes 

Tras el éxito parcial de la Expedición Libertadora de Chile y Argentina de José de San Martín, llega al norte de Perú y a la costa central de Lima donde declara la Independencia, pero no pudo tener a todo el país bajo su control, es así la situación política se vuelva inestable y los Patriotas se enredaban en desacuerdos. 

El 6 de julio de 1822 se cerro un pacto entre la Gran Colombia y el Perú . Simón Bolívar, seguía trabajando en la pacificación en los países liberados de los realistas. Bolívar y José de San Martín se reunieron en Guayaquil (lo que condujo a la retirada final de San Martín de la guerra de independencia) 

En esta situación interna y externa difícil, el Congreso peruano llamó al libertador Simón Bolívar en busca de ayuda debido a que consiguió las victorias en la Nueva Granada (Batalla de Boyacá), Venezuela (Batalla de Carabobo) y Quito (Batalla de Pichincha). 

Ingreso de Simón Bolívar a la guerra de independencia en Perú

Simón Bolívar envió a Antonio José de Sucre con cinco mil soldados en dos partidos. En marzo y abril del año 1823 para apoyar a los patriotas en Perú. Sucre también debía explorar la situación política, ya que Bolívar no sentía ninguna inclinación de poner su reputación en juego en el Perú. A pesar de la fuerte presencia de los españoles en el sierra central del noreste de Lima, el desafío político de Sucre fue mayor que el militar.

La falla catastrófica después de una campaña en la costa sur propicio un golpe de estado que coloca a José de la Riva Agüero a principios de 1823 en el poder. Andrés de Santa Cruz condujo una segunda campaña en la costa sur. Su obstinación, que rechazó la oferta de ayuda de Sucre, condujo a un segundo fracaso. Este fracaso a mediados de 1823, condujo al llamado unánime de Simón Bolívar, a sabiendas de que sólo él podría asegurar la independencia de los países en guerra con España. El 1 de julio 1823, Bolívar llegó por vía marítima, con otros mil 500 soldados a Lima. Su primera tarea consistió en restaurar el orden en el Perú, ya que habían dos presidentes en este momento. A finales de 1823 Bolívar estaba ocupado en esa tarea y en el establecimiento de la administración del país.

Batalla de Junín


Cuadro de la batalla de Junín
En febrero del año 1824, los realistas habían recuperado el control de la ciudad de Lima y se habían reagruparon Trujillo. 

En junio, Simón Bolívar condujo a sus fuerzas patriotas hacia el sur para hacer frente a los españoles realistas comandados por el Mariscal de Campo, José de Canterac. Los dos ejércitos se encontraron en las llanuras de Junín, en el noroeste del Valle de Jauja. Bolívar junto a 8.000 soldados llego a toda prisa para tratar de impedir la retirada realista hacia el Cuzco, envió a su caballería (1.000 soldados) para evitar el movimiento de tropas españolas hacia fuera de la llanura de Junín. Los españoles enviaron a su caballería de 1300 soldados para romper la barrera de la caballería patriota que se aproximaba y dar tiempo a Canterac para que retire a su infantería de la llanura de Junin.

La Pampa de Junin era un terreno pantanoso cerda del lago Junin y las tropas patriotas estaban tratando de organizarse para la batalla, cuando fueron golpeadas por la carga de la caballería española y se retiraron por la confusión.

Sin embargo, el mando español fue repelido por un escuadrón de granaderos colombianos comandados por el inglés Felipe Braun, logró formarse y dirigir el ataque a la retaguardia de la caballería española. El evento inesperado obligó a la caballería española a abandonar las armas, retirarse y buscar el apoyo de la infantería, que ya había abandonado la llanura.La batalla duró aproximadamente una hora y se produjeron combates cuerpo a cuerpo con lanzas y espadas (sables). Como había apenas caballerías en la batalla, las armas de fuego no fueron muy utilizadas, por eso es también llamada como la "Batalla sin Humo".

Consecuencias de la batalla de Junín

A pesar de que esta batalla es considerada como una escaramuza, este enfrentamiento militar engrandeció mucho la moral de los patriotas victoriosos, como una primera victoria en el Perú. La retirada de las tropas de Canterac después de la derrota de junín fue implacable y condujo a deserción considerable de las tropas realistas hacia el bando de los patriotas peruanos. Finalmente, el virrey del Perú, José de la Serna e Hinojosa, tuvo que intervenir como comandante de las fuerzas españolas para tratar de restablecer la moral. Philipp Otto Braun (Felipe Braun) se convirtió en el "héroe de Junín."

- Luego de la victoria en la batalla de Junin, los patriotas llegarían con más animos a la batalla que pondría fin al gobierno realista en el Perú: La Batalla de Ayacucho. Bolivar luego de liberar al Perú pondría en agenda conformar una alianza que se llamaría Federación de los Andes la cual incluiría a las repúblicas que había a ayudado a liberarse del yugo español.

Día de la Fotografía y por ende del Fotógrafo

19
AGOSTO

Día del Fotógrafo

¿Cuándo se celebra?

El Día Mundial del Fotógrafo o Día Mundial de la Fotografía se celebra el 19 de agosto. Existen también otras fechas en las que los países rinden un homenaje a los profesionales de la fotografía, pero el 19 de agosto se celebra de forma mundial.

Origen

El origen de esta fiesta lo encontramos el día 19 de agosto del año 1839, cuando el fotógrafo francés Louis Daguerre patentó la fotografía.
En este día se realiza un homenaje a todas aquellas personas amantes de la fotografía y que hacen posible que todo lo lejano se convierta en algo más cercano. Estos profesionales hacen de las cosas inimaginables algo realizable y tangible.

¿Qué se hace?

Hoy en día se realizan diferentes jornadas de fotografía en las que participan todos aquellos entusiastas en este arte y muchas personas que les gustaría aprender las técnicas necesarias para poder tomar buenas fotografías. Todo fotógrafo intentar captar en imágenes todo aquello que le rodea y que le llama tanto la atención como para plasmarlo en una foto. Para ello tiene que tener en cuenta ciertas variables para poder encontrar la luz adecuada, el enfoque correcto, etc.
Las bibliotecas, centros culturales, escuelas... suelen realizar exposiciones en las que se pone de manifiesto el gran entusiasmo y calidad de los fotógrafos y de la humanidad en muchos casos que el autor añade a la fotografía.
Existen talleres de aprendizaje para aquellas personas que están empezando los primeros pasos, así como talleres de perfeccionamiento destinados a profesionales y personas con unos conocimientos avanzados en las técnicas. Además se realizan debate y coloquios donde se ponen en conocimiento de sus asistentes todos aquellos nuevos medios que actualmente se están llevando a cabo.
Actualmente la expansión de las fotografías digitales ha sido tan grande, que además de todos los actos y eventos que se realizan se suelen realizar en el Día Mundial del Fotógrafo diferentes concursos de fotografía de forma online. En ellos los participantes tiene que realizar unas fotos y mandarlas por internet que pueden ser relacionadas con un tema en concreto o creativas, abstractas, retratos, artísticas, etc., dependiendo de la temática elegida para ese año. Después de la recepción de todas las fotografías los usuarios podrán votar por su favorita. Aquella que reciba más apoyos será la ganadora del concurso y recibirá el obsequio correspondiente.
A través de internet cada vez más y más gente o fotógrafos utilizan este medio para dar a conocer sus propias fotografías, su álbum de fotos, su book fotográfico personal. También se puede encontrar en la red diferentes medios para revelar las fotos online y días más tarde poder recoger las fotos en el lugar indicado para ello o en casa. En la actualidad existen millones de personas con cámaras de fotos digitales que cada vez más están presentes y participan en numerosos eventos fotográficos.

El Día Mundial del Fotógrafo en...

El Dia de la Fotografía se realiza a nivel mundial, es decir, en todos los países del mundo, sin embargo ciertos países rinden su homenaje a los fotógrafos también otros días del año.
En Colombia es celebrado el 20 de febrero.

En Argentina es celebrado el 21 de septiembre.



Día Internacional de la Fotografía

Fecha: 19 de Agosto

19 de Agosto - Día Internacional de la FotografíaDía Internacional de la Fotografía :

Cada 19 de Agosto se conmemora el Día Mundial de la Fotografía, fecha conmemorativa de la presentación en la Academia de Ciencias de París, del invente de Daguerre.

La fotografía es la ciencia y el arte de obtener imágenes durareras por la acción de la luz. Etimologicamente proviene del griego φως phos ("luz"), y γραφίς grafis ("diseñar", "escribir") que, en conjunto, significa "diseñar/escribir/grabar con la luz".

El descubrimiento fue hecho público por Louis Daguerre en 1839,

La fotografía es uno de los inventos más importantes de la humanidad, sin ella el mundo estaría a oscuras, muchos registros no existirían y muchos descubrimientos permanecería ocultos a nuestros ojos. Nos es incluso imposible imaginar un periódico o el Internet sin imágenes que representen lo que está escrito: este invento se ha vuelto indispensable en nuestras vidas.

La Sociedad Fotográfica Internacional de la India comenzó a celebrar el día mundial de la fotografía en 1991 y desde entonces ha incitado a otros países a hacer lo mismo.


viernes, 26 de julio de 2013

La independencia impuesta desde fuera


A pesar de las rebeliones de Túpac Amaru, independencia fue lenta para desarrollar en el Virreinato del Perú.

 Por un lado, Perú fue un bastión conservador y realista donde mantuvo una relativamente privilegiada, las elites criollas potencialmente inquietas si dependientes, posición en el antiguo sistema colonial. Al mismo tiempo, las manifestaciones de la rebelión de Túpac Amaru "cristianofobia" demostraron que las masas indígenas no podrían ser fácilmente movilizadas sin que represente una amenaza a la casta criolla propia. Así, cuando finalmente la independencia llegó en 1824, fue en gran medida una imposición extranjera en lugar de un movimiento verdaderamente popular, indígena y nacionalista. Como historiador David P. Werlich acertadamente, "papel del Perú en el drama de la independencia de América Latina fue en gran medida de un espectador interesado hasta el acto final".
Lo que el espectador testigo antes a 1820 fue una guerra civil en las Américas que enfrentó a las elites criollas disidentes en favor de la independencia contra realistas leales a la corona y el viejo orden colonial. El movimiento estalló en reacción a la invasión de Napoleón Bonaparte de España en 1808, que depuso a Fernando VII y colocó un usurpador, Joseph Bonaparte, en el trono español. En América se planteó la cuestión de la legitimidad política del gobierno colonial.Cuando surgieron juntas en favor del cautivo Fernando en varias capitales de América del Sur (excepto en Perú) el año siguiente, aunque de corta duración, desencadenó un proceso hacia la eventual separación que decrecieron y fluyó en todo el continente en los próximos quince años.Este proceso desarrolló su mayor impulso en la periferia del poder español en América del Sur--en lo convirtió en Venezuela y Colombia en el norte y la región del Río de la Plata, especialmente de Argentina, en el sur.
No hasta que ambos movimientos convergieron en el Perú durante las fases de este últimas de la revuelta, específicamente las 4.500 hombre fuerza expedicionaria liderada por el General José de San Martín que desembarcó en Pisco en septiembre de 1820, fue control español de Perú seriamente amenazada. San Martín, hijo de un oficial del ejército español destacado en Argentina, originalmente había servido en el ejército español pero regresó a su natal Argentina para unirse a la rebelión. Una vez Argentina independencia fue alcanzada en 1814, San Martín concibió la idea de Perú liberadora de Chile. Como comandante del ejército 5.500-hombre de los Andes, la mitad de los cuales estaba compuesto por ex esclavos negros, San Martín, en una espectacular operación militar, cruzó los Andes y liberó a Chile en 1817. Tres años más tarde, su ejército algo menor dejado de Valparaíso para el Perú en una flota comandada por un ex almirante británico Thomas Alexander Cochrane (Lord Dundonald).
Aunque algunos pasos aislados por la independencia habían manifestado anteriormente en Perú, invasión de San Martín persuadió al intendente criollo conservador de Trujillo, José Bernardo de Tagle y Portocarrero, que la liberación del Perú a mano y que él proclame la independencia. Fue sintomático el carácter conservador del Virreinato que las fuerzas internas ahora declarar independencia eran dirigidos por un líder aristócrata criollo, el cuarto Marqués de Torre Tagle, cuyas simpatías monárquicas para cualquier futura orden político coincidió con aquellos del Libertador argentino.
La derrota del último bastión de poder real en el continente, sin embargo, resultó una tarea lenta y ardua. Aunque un número de otras ciudades costeras adoptaron rápidamente el Ejército Libertador, San Martín pudo tomar Lima en julio de 1821 sólo cuando el virrey decidió retirar su fuerza considerable a la Sierra, donde creía que podría mejor hacer un stand. Poco después, el 28 de julio de 1821, San Martín proclamó Perú independiente y luego fue nombrado protector por una Asamblea de notables. Sin embargo, una serie de problemas, no menos de los cuales fue un creciente resentimiento peruano sobre la regla autoritaria del extranjero que apodado "Rey José", se estancó la campaña para derrotar a los realistas. Como resultado, San Martín decidió buscar ayuda de Simón Bolívar Palacios, quien había liberado gran parte del norte de Sudamérica del poder español.
Los dos Libertadores se reunieron en una histórica reunión en Guayaquil en 1822 para acordar los términos de un esfuerzo conjunto para completar la liberación del Perú. Bolívar se negó a acordar una alianza compartida en la campaña peruana, sin embargo, por lo que un frustrado San Martín decidió renunciar a su comando y dejar Perú para Chile y eventual exilio en Francia.Con la ayuda significativa de las fuerzas de San Martín, Bolívar procedió a invadir el Perú, donde ganó la batalla de Junín en agosto de 1824. Pero se mantuvo por su lugarteniente confianza, treinta-uno-year-old General Antonio José de Sucre Alcalá, para completar la tarea de la independencia peruana, derrotando a las fuerzas realistas en la hacienda de Ayacucho cerca de Huamanga (una ciudad más tarde renombrado Ayacucho) el 09 de diciembre de 1824. Esta batalla en el altiplano sur remoto terminó la larga era de dominio colonial español en el sur.

Fuente: Rex A. Hudson, ed. Peru: A Country Study. Washington: GPO for the Library of Congress, 1992.

Cómo impactó la segunda guerra mundial en Perú

El impacto de la depresión y la 2da Guerra Mundial

Después de 1930, ambos militares, ahora firmemente aliados con la oligarquía y las fuerzas de la izquierda, especialmente el APRA, se convirtió en importantes nuevos actores en la política peruana.

 Este período (1930-68) se ha caracterizado en términos políticos por el sociólogo Dennis Gilbert como operan bajo esencialmente un sistema político "tripartito", con los militares a menudo gobernando a instancias de la oligarquía para reprimir a las masas "indisciplinadas" representadas por el APRA y el PCP. El teniente coronel Luis M. Sánchez Cerro y luego General Benavides llevaron otro período de gobierno militar durante la turbulenta década de 1930.
En las elecciones presidenciales de 1931, Sánchez Cerro (1931-33), aprovechando su popularidad de haber derrocado el dictador Leguía, apenas derrotó al Haya de la Torre de APRA, quien aseguró han sido estafado por su primera puja para oficina. En julio de 1932, APRA levantó en una rebelión sangrienta popular en Trujillo, ciudad natal de Haya de la Torre y un baluarte APRA, que resultó en la ejecución de algunos oficiales del ejército sesenta por los insurgentes.Enfurecido, el ejército desató una brutal represión que costó la vida de al menos 1.000 Apristas (miembros APRA) y sus simpatizantes (parcialmente de bombardeos aéreos, utilizado por primera vez en la historia de América del Sur). Así comenzó lo que sería una venganza virtual entre las fuerzas armadas y APRA que duraría al menos una generación y en varias ocasiones impidió que el partido desde la llegada al poder.
Políticamente, el levantamiento de Trujillo fue seguido poco otra crisis, esta vez una frontera en conflicto con Colombia sobre el territorio en disputa en la región de Letícia del Amazonas. Antes de que podría ser resuelta, Sánchez Cerro fue asesinado en abril de 1933 por un militante Aprista y Congreso elegido rápidamente ex Presidente Benavides para completar el mandato de cinco años de Sánchez Cerro. Benavides logró resolver el espinoso litigio Letícia pacíficamente, con la asistencia de la Liga de Naciones, cuando un protocolo de paz, amistad, y la cooperación fue firmada en mayo de 1934 ratificar la reclamación original de Colombia. Después de una disputada elección en 1936, en que Haya de la Torre se le impidió correr y que Benavides anuló con el consentimiento del Congreso reacio, Benavides permaneció en el poder y extendió su mandato hasta 1939.
Durante la década de 1930, la economía del Perú fue uno de los menos afectados por la gran depresión. Gracias a una gama relativamente diversificada de las exportaciones, liderado por algodón y nuevos metales industriales (especialmente plomo y zinc), el país comenzó una rápida recuperación de los ingresos de exportación tan pronto como de 1933. Como resultado, a diferencia de muchos otros países latinoamericanos que aprobaron keynesiano y medidas de industrialización de sustitución de importaciones para contrarrestar el declive, los políticos del Perú hizo relativamente pocas alteraciones en su modelo de crecimiento orientado a la exportación a largo plazo.
En virtud de Sánchez Cerro, Perú tomar medidas para reorganizar sus finanzas endeudados invitando a Edwin Kemmerer, un conocido consultor financiero de Estados Unidos, para recomendar reformas. Siguiendo su Consejo, Perú volvió al patrón oro, pero no pudo evitar declarar una moratoria de su deuda de US$ 180 millones al 01 de abril de 1931. Para los próximos treinta años, Perú se le prohibió el mercado de capitales de Estados Unidos.
Las políticas de Benavides combinan estricta ortodoxia económica, las medidas de reforma social limitada diseñado para atraer a las clases medias lejos APRA y represión contra la izquierda, especialmente el APRA. Durante gran parte del resto de la década, APRA continuó a ser perseguidos y permanecieron bajo tierra. Casi desde el momento en que apareció el APRA, el partido y Haya de la Torre habían sido atacado por la oligarquía como antimilitary, anticlerical y "comunista". De hecho, la razón oficial dada a menudo de proscripción del APRA fue su "internacionalismo", porque el partido comenzó como una alianza de todo el continente "contra el imperialismo yanqui"--sugiriendo que de alguna manera era subversivamente un-Peruvian.
Haya de la Torre había también coqueteó con los comunistas durante su exilio en la década de 1920, y sus primeros escritos fueron influenciados por una serie de pensadores radicales, incluyendo a Marx. Sin embargo, el programa APRA de 1931 fue esencialmente reformista, nacionalista y populista. Llamado, entre otras cosas, para un Estado redistributivo e intervencionista que trasladaría a nacionalizar selectivamente la tierra y la industria. Aunque ciertamente radicales desde la perspectiva de la oligarquía, el programa fue diseñado para corregir la desigualdad histórica de riqueza e ingresos en el Perú, así como para reducir y poner bajo mayor control gubernamental la inversión extranjera a gran escala en el país que era alto en comparación con otras naciones andinas.
La intensidad de los ataques de la oligarquía fue también una respuesta a la retórica extrema de autores APRA y refleja el estado polarizado sociedad peruana y la política durante la depresión.Ambas partes fácilmente recurrieron a la fuerza y la violencia, como los sangrientos acontecimientos de la década de 1930 fácilmente atestigua--la revuelta 1932 de Trujillo, la racha de asesinatos políticos prominentes (incluyendo Sánchez Cerro y Antonio Miró Quesada, editor de El Comercio) y generalizada de la prisión y la tortura de los Apristas y sus simpatizantes. También reveló la aprehensión de la oligarquía, de hecho la paranoia, intento sostenido del APRA para movilizar a las masas por primera vez en la arena política. En el fondo, más rico, del Perú más poderosas cuarenta familias perciben un desafío directo a sus privilegios tradicionales y absoluto derecho a gobernar, una posición que no debían ceder fácilmente.
Cuando Benavides amplió plazo expiró en 1939, Manuel Prado y Ugarteche (1939-45), un banquero de Lima de una prominente familia e hijo de un ex Presidente, ganado la Presidencia.Pronto se enfrentó con un conflicto fronterizo con Ecuador que llevó a una breve guerra en 1941.Después de la independencia, Ecuador había quedado sin acceso a cualquiera la Amazonía o la región y de otra importante fluvial, el Río Marañón, así sin directo acceso al Océano Atlántico. En un esfuerzo por hacer valer sus pretensiones territoriales en una región cercana al Río Marañón en la cuenca del Amazonas, Ecuador ocupan militarmente la ciudad de Zarumilla a lo largo de la frontera suroeste con Perú. Sin embargo, el ejército peruano (Ejército Peruano--EP) respondió con una victoria relámpago contra el ejército ecuatoriano. En las posteriores negociaciones de paz en Río de Janeiro en 1942, afirmó propiedad del Perú de la mayoría de la región impugnada.
En el lado interno, Prado gradualmente trasladó a suavizar la oposición oficial al APRA, como Haya de la Torre se trasladó a moderar el programa del partido en respuesta al cambiante entorno nacional e internacional provocado por la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo, ya no propuso radicalmente redistribuir ingresos, pero en su lugar propone crear nueva riqueza, y reemplazó a su anterior estridente "antiimperialismo" dirigido contra los Estados Unidos con las llamadas más favorables para la democracia, la inversión extranjera y la armonía hemisférica.Como resultado, en mayo de 1945 Prado legalizó el partido que ahora reaparecido en la escena política después de trece años subterráneo.
La victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial reforzaron la relativa tendencia democrática en el Perú, como llegó de término del Prado a su fin en 1945. José Luis Bustamante y Rivero (1945-48), un liberal y destacado jurista internacional, abrumadoramente fue elegido Presidente en la base de una alianza con el APRA ahora legal. Respondiendo a su base política más orientada a la reforma y la populista, Bustamante y su Ministro Aprista de economía habían alejado Perú las estrictamente ortodoxas, libre mercado políticas que habían caracterizado a sus predecesores.Aumentar la intervención del Estado en la economía en un esfuerzo por estimular el crecimiento y redistribución, el nuevo Gobierno embarcó en un general expansión fiscal, aumento de salarios y establecidos controles sobre los precios y los tipos de cambio. La política, similar de APRA que más tarde acercarse en la década de 1980, fue administrada de manera eficiente ni bien concebidas y llegó en un momento cuando las exportaciones del Perú, después de un repunte inicial después de la guerra, comenzaron a ceder. Esto resultó en un aumento de la inflación y mano de obra disturbios que finalmente desestabilizan al Gobierno.
Bustamante también se vio envuelto en un escalada conflicto político con el Congreso controlado por el Aprista, debilitando aún más la administración. Las aguas políticas también fueron roiled en 1947 por el asesinato de militantes Aprista de Francisco Grana Garland, socialmente prominente director del conservador diario La Prensa. Cuando estalló un motín naval organizado por elementos del APRA en 1948, los militares, bajo la presión de la oligarquía, derrocaron al Gobierno y instalación General Manuel A. Odría (1948-50, 1950-56), héroe de la guerra de 1941 con el Ecuador, como Presidente.

Fuente: Rex A. Hudson, ed. Peru: A Country Study. Washington: GPO for the Library of Congress, 1992.

El Acta de Independencia del Perú

El Acta de Independencia del Perú

El Acta de Independencia del Perú, es un documento donde el Perú se declara de manera solemne, independiente de la Corona Española.

Dicha Acta fue redactada el 15 de julio de 1821 por el ariqueño Manuel Pérez de Tudela, en la Ciudad de los Reyes. La ceremomia de la Proclamación de la Independencia se realizó el 28 de julio del mismo año.

El domingo 15, por pedido del General Don José de San Martín, el alcalde Conde de San Isidro reunió a los vecinos en cabildo abierto para que firmen el Acta, que había sido redactada or Don Manuel Pérez de Tudela, quien más tarde sería el Ministro de Relaciones Exteriores de la nueva Nación, en dicho documento se exponía:

“Todos los señores concurrentes por sí y satisfechos de la opinión de los habitantes de la Capital dijeron: Que la voluntad general está decidida por la independencia del Perú y de la dominación española y de cualquiera otra extranjera.”

En la primera página firmaron las personas ricas y poderosas de la ciudad. . Firmarón gente de elevado espíritu patriota, algunos por miedo a las tropas de ocupación. Otros, por ambición de recompensas y nombramientos. y también había un buen número de españoles y criollos tuvieron que esconderse para no firmar el Acta, temerosos de las represalias del Virrey cuando recuperase Lima.

El contenido del Acta de Independencia es el siguiente:

Don Manuel Pérez de Tudela

"En la ciudad de Los Reyes, el quince de Julio de mil ochocientos veintiuno. Reunidos en este Excmo. Ayuntamiento los señores que lo componen, con el Excmo. e Ilmo. Señor Arzobispo de esta santa Iglesia Metropolitana, prelados de los conventos religiosos, títulos de Castilla y varios vecinos de esta Capital, con el objeto de dar cumplimiento a lo prevenido en el oficio del Excmo. Señor General en jefe del ejercito Libertador del Perú, Don José de San Martín, el día de ayer, cuyo tenor se ha leído, he impuesto de su contenido reducido a que las personas de conocida probidad, luces y patriotismo que habita en esta Capital, expresen si la opinión general se halla decidida por la Independencia, cuyo voto le sirviese de norte al expresado Sr. General para proceder a la jura de ella. Todos los Srs. concurrentes , por sí y satisfechos, de la opinión de los habitantes de la Capital, dijeron: Que la voluntad general está decidida por la Independencia del Perú de la dominación Española y de cualquiera otra extrajera y que para que se proceda a la sanción por medio del correspondiente juramento, se conteste con copia certificada de esta acta al mismo Excmo. y firmaron los Srs.: El Conde de San Isidro- Bartolomé, Arzobispo de Lima, Francisco Javier de Zárate- El Conde de la Vega de Ren- El Conde de las Lagunas-Toribio Rodríguez-Javier de Luna Pizarro-José de la Riva Aguero-El marquez de Villa fuerte ..."


La Batalla de Ayacucho


La Batalla de Ayacucho

La Batalla de Ayacucho del 09 de diciembre de 1824, terminó por decidir la liberación peruana del yugo español, pues fue el final del dominio de la corona hispana en América del Sur.


Antecedentes:

Las luchas en la interna en España entre los abolutistas y liberales, había impedido formar un bloque de refuerzo a las colonias ante el deseo de independencia por parte de los americanos. El 06 de agosto de 1824, la Batalla de Junín había sido un detonante en las diferencias entre peruanos y españoles y el triunfo, le permitió a los comandados por Simón Bolívar obtener mucha más confianza en su pelea por alcanzar la plena independencia.

Tras la victoria en Junín, Bolívar y sus hombres se dirigieron a Lima en busca de apoyo financiero para continuar con la pelea independentista. Fue así que las tropas del Libertador, se vieron reforzadas con hombres procedentes de Colombia.

Pero, en realidad, las intenciones de Bolívar en el Perú eran autoritarias y en caso, se encargue de gobernar el Perú, lo haría sin ningún tipo de obstáculos, Por eso, de cara a la lucha armada en Ayacucho, envió a Antonio José de Sucre a la cabeza de las tropas peruanas en Ayacucho.

Campaña de Ayacucho:

Simón Bolívar llegó con sus tropas desde Huancayo hasta Huamanga, donde decidió regresar a Lima y dejar al mando del batallón a Sucre.

Tras la derrota española en Junín, los realistas se retiraron hacia el Cusco, donde se reorganizaron bajo el mando del virrey La Serna. Ya con la armada lista, se movilizaron de regreso hacia Huamanga. Fue el momento en que se dio el encuentro entre patriotas y realistas en la Pampa de Ayacucho, al pie del cerro Condorcunca.

EL ejército de Sucre contaba con 5600 hombres, una cifra muy inferior a los realistas, que llegaron a los 9500 soldados comandados por el virrey La Serna. Al amanecer del 09 de diciembre de 1924, ambos ejércitos ultimaron detalles para la batalla, donde Sucre lanzó la siguiente arenga:  “De los esfuerzos de hoy depende la suerte de América del Sur. Otro día de gloria va a coronar vuestra admirable constancia”.

A las 10 de la mañana, el ejército de La Serna rompió fuegos al mismo tiempo que Sucre y sus soldados entraron en acción. Cuando la situación parecía favorecer a los hispanos, el grito del general José María Córdova: “¡División! ¡Adelante! ¡Armas a discreción! ¡Paso de vencedores!”, hizo que los patriotas se lancen con todo para vencer al enemigo, que empezó a desorganizarse y a sufrir más de un revés en el campo de batalla.

A la una de la tarde, la victoria era peruana. Los realistas sufrieron la pérdida de 1400 hombres y 700 heridos, mientras que el ejército independiente tuvo 370 muertos y 609 heridos.

Capitulación de Ayacucho:

Es un documento firmado por Antonio José de Sucre en representación del ejército libertadores, y José Canterac, a nombre de los realistas.

En dicha firma, se establecieron los siguientes acuerdos:

• El territorio bajo control español fue entregado al ejército único libertador.

• Los militares españoles pudieron regresar con gastos pagados por el Estado Peruano.

• Los españoles que permanecieron en el Perú fueron considerados peruanos, y los militares conservaron sus grados en el ejército libertador.

• Se conservaron los derechos y privilegios de las personas que estuvieron al servicio del régimen colonial.

• Se reconoció una deuda con España.

Con la firma de este documento, se dio fin al dominio español en el Perú, lo que significó la culminación de más de 3 siglos de dominación de la corona en nuestro territorio.